Cafè Montcau 8/03/14 Radio Altea

La setmana passada vaig tindre el plaer d’anar convidada al programa de Joan Borja i prendre un cafè amb tots els cafeinomans habituals de Cafè Montcau de Radio Altea, Joan, Paqui, Pere, Diego i Patricia (enhorabona a tot l’equip per eixe bon rotllet que transmitiu). Va ser un plaer i també va ser incòmode escoltar-me després. 

En altres ocasions quan he anat a la ràdio no he tingut la mateixa experiència perque tenia un pla, abans de començar fins i tot encara que improvisara. Tenia el poder i per tant no em sentia vulnerable. 
Pero si no tens un pla, no eres un professional dels mitjans de comunicació i no estàs acostumada a escoltar-te, no hi ha rès com que et graven en una conversa per a canviar-te per complet la imatge que tens de tu mateix. 

Dóna un poc de vertigen vore’t o escoltar-te…

En les fotos jo al menys sempre em veig com si estiguera vegent la cara oculta de la lluna….com si desconeguera una part de mi mateix que està ahí inmortalitzada en una foto en la que em veig però no m’acabe de reconéixer…

I a vore’ns en les fotos estem habituats…en vídeo menys, però bé….però escoltar la teua veu, els teus titubejos al parlar… és, ai, revelador…et baixa els fums per una bona estoneta……t’enfronta a un dels pors més literaris que existeixen…la por al que els demés pensen de tu…a com et veuen o a com et veus quan no t’estàs mirant.

Sempre que m’he sentit gravada m’he fet la mateixa pregunta de veritat que parle així???????

…i com que estic fent un treball amb allò de mostrar-me públicament vulnerable, perque al final, com deia la deslumbrant Bette Davis si no m’enganye,  envellir no es per a covards, ací vos deixe el podcast de Café Montcau


La semana pasada tuve el placer de ir invitada al programa de Joan Borja y tomar un café con todos los cafeinomanos habituales de Café Montcau de Radio Altea, Joan, Paqui, Pere, Diego y Patricia (enhorabuena a todo el equipo por ese buen rollo que transmitís!). Fue un placer y también fue incómodo escucharme después.  

En otras ocasiones cuando he ido a la radio no he tenido la misma experiencia. Siempre tenía un plan antes de empezar, incluso aunque improvisara. Tenía el poder, sabía cuál era mi papel y por lo tanto no me sentía vulnerable. 

Pero si no tienes un plan, no eres un profesional de los medios de comunicación y no estás acostumbrada a escucharte, no hay nada cómo escucharte grabada en una conversación para cambiarte por completo la imagen que tienes de ti mismo. 

Da un poco de vértigo …

En las fotos siempre me veo como si estuviera viendo la cara oculta de la luna….como si desconociera una parte de mí mismo que está ahí inmortalizada en una foto en la que me veo pero no me acabo de reconocer…

Y a vernos en las fotos estamos habituados…en vídeo menos, pero bien….pero escuchar tu voz, tus titubeos al hablar sin imágenes que apoyen tus palabras….. es, ay, revelador…te baja los humos por un buen rato……te enfrenta a uno de los miedos más literarios que existen…el miedo a lo que los demás piensan de ti…a cómo te ven o a cómo te ves cuando no te estás mirando.

Siempre que me escucho grabada me sorprendo de la misma manera y me hago la misma pregunta de verdad hablo así???????

…y cómo estoy haciendo un trabajo con aquello de mostrarme públicamente vulnerable porque al final, como decía la magnífica Bette Davis, creo, envejecer no es para cobardes, aquí os dejo el podcast de Café Montcau

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.